Cuidados Básicos

Desde Konjac Original deseamos que disfruten y aprovechen este regalo que nos ofrece la madre naturaleza. La vida útil de nuestras esponjas es de entre 2 a 3 meses, con uso diario, siempre y cuando se cumplan los siguientes cuidados al pie de la letra:

 

CUIDADO 1:

Después de cada uso enjuagala bien para evitar residuos de limpiador/jabón y escurrila al máximo con ambas manos, en forma de palanca, de manera que no quede agua en el interior. (Para no dañarla con las uñas, podés apoyarla sobre una mano, y con la otra apretarla con el dedo pulgar completo, cerrando ambas manos, de manera que el escurrido sea eficaz).

Si no la escurrís de manera correcta, es inevitable la formación de humedad dentro de la esponja: posible ruptura/ahuecamiento, o desgranamiento de la misma.

 

CUIDADO 2:

Siempre dejala colgada del hilito en ambiente limpio y ventilado.

Si la dejás apoyada en la superficie, el secado de la esponja no es uniforme, concentrando la humedad en la base de la esponja apoyada, lo que provocará un deterioro acelerado e irreversible.

 

CUIDADO 3:

Evitá ambientes húmedos y contacto directo al sol. Al tratarse de un producto natural –sin mezcla sintética ni aditivos químicos- es normal y entendible que la humedad la dañe, ya que son puras fibras vegetales completamente naturales (ningún componente artificial).

Tips: Cuando el clima está muy húmedo durante varios días, prevenite: podés dejar la esponja BIEN escurrida AL MAXIMO dentro de una bolsita sellada tipo ziploc (para evitar olores) dentro de la heladera. La usas, la escurrís bien y la volvés a dejar adentro. Simple, la conservas como un vegetal mientras la usás a diario.

 

CUIDADO 4:

De ser necesario (recomendamos cada 2 o 4 semanas según la necesidad), la podés higienizar sumergiéndola en agua hirviendo durante 2 a 3 minutos. Luego la escurrís al máximo y la dejás colgadita del hilito. Vas a notar con claridad lo limpia que queda.   

 

Como vimos, el principal enemigo de las esponjas es la humedad, y es que al ser una delicada fibra 100% vegetal natural, sin ningún aditivo sintético, es muy frágil a este factor. (–Las imitaciones de baja calidad china, tienen agregado sintético y no requieren de dichos cuidados, y obviamente los resultados son muy diferentes, hasta causan arrugas por su textura notoriamente más rígida que las originales-)