Esponja Corporal para Bebés y Niños (también es apta para el rostro)

$345,00
Calculá el costo de tu envío
Compartir

Es ideal y apta PARA BEBÉS Y NIÑOS (Incluso hasta la piel más delicada)

Presentamos la esponja corporal Konjac Original para bebés y niños.

Es tan suave y delicada con la piel que enamora hasta a los más pequeños. Es completamente Natural, Orgánica, Hipoalergénica, Biodegradable, Libre de Perfumes, Sin Parabenos (como toda nuestra línea). Anatómicamente adaptada para llegar a los pliegues de los bebés. Apta para la piel más delicada y sensible. Lo más sano para los más pequeños. También es apta para uso facial de adultos, conteniendo los mismos beneficios que la blanca circular, pero adaptada en forma de Gota para llegar mejor al contorno de los ojos y nariz. 

A diferencia de imitaciones de baja calidad, nuestro producto es envasado con sistema termosellado desde origen en estado seco, evitando cualquier tipo de contaminación / polución que dañe la piel, lo que le otorga una conservación ampliamente superior y una mayor calidad e higiene. PRECAUCIÓN: no adquiera imitaciones chinas de esponjas en envases de cartón al contacto con el exterior, ni tampoco en estado húmedo. Para su seguridad, siempre verifique que esté termosellado desde el envasado en origen. 

 

  • Exfoliación suave y natural
  • Limpia profundamente
  • Adecuado para  pieles sensibles y delicadas
  • 100% natural sin ningún tipo de colorantes ni aditivos
  • Sedoso y suave cuando se humedece
  • Balancea el pH de tu piel

 

EL INGREDIENTE CLAVE: 100% KONJAC PURO, CULTIVADO Y HECHO EN LA ISLA JEJU, COREA, habiendo sido ésta designada como Reserva de la Biosfera por la UNESCO en 2002 y un sitio de Patrimonio Natural Mundial de la UNESCO en 2007. Esta isla volcánica es un lugar de encanto y belleza incomparable, poseedora de una de las aguas más puras del planeta.  

CUIDADOS BÁSICOS: Las esponjas son de pura fibra vegetal natural (no contiene mezcla sintética), por lo que la humedad las puede dañar . Por tal motivo, te pedimos cumplir con los siguientes recaudos para aprovechar y disfrutar su vida útil: 1) Enjuagala bien para evitar residuos de limpiador/jabón. 2) Escurrila al MÁXIMO con ambas manos (sin retorcerla) para que no quede agua. 3) Siempre dejala colgada del hilito en ambiente limpio y ventilado. NUNCA apoyada en la superficie porque se daña. 4) Evitá ambientes húmedos y contacto directo al sol. 5) De ser necesario, la podés higienizar semanalmente con agua caliente (no hirviendo) y jabón neutro.